Buscar

A conducir tu coche sobre la nieve con seguridad

La temporada de nieve ha llegado, y con ella el frio. Pese a esto para muchos, el invierno es sinónimo de diversión y de planes al aire libre, siempre que no haya una tormenta, sin embargo para los conductores la nieve supone un serio desafío que se debe afrontar con cabeza fría y mucha previsión. Y no es para menos pues debido a la nieve, se reduce la fricción entre los neumáticos del coche y el asfalto en la carretera, lo que puede llegar provocar derrapes y accidentes, si no somos cuidadosos al conducir sobre la nieve o no tomamos las precauciones necesarias.

Pero no te espantes, si te vas a conducir sobre la nieve por estas fechas, esta puede ser una oportunidad de conquistar carreteras blancas como nunca antes y deslizarte por la carretera en esta temporada con toda tranquilidad y seguridad. Es cierto que que la conducción en condiciones invernales puede ser peligrosa, por eso antes de embarcarte en una aventura invernal, necesitas tener en cuenta estas recomendaciones para asegurarte de que tu coche sea un trineo sobre la nieve y, por supuesto que llegues a tu destino sano y salvo. Así que, ponte el gorro de invierno y prepárate para desentrañar los secretos de conducir durante la temporada más fría del año.

Prepara tu coche

Lo primero que debes hacer y sobre todo antes de salir a carretera, es prepararte con tiempo tu coche y acondicionarlo para su óptimo funcionamiento ante las difíciles condiciones invernales. Esto incluye varios elementos que debe revisar con cuidado como lo son:

Comprueba tus Neumáticos

Tus neumáticos son tus mejores aliados en la batalla contra la nieve, los verdaderos guerreros en la temporada invernal. Si tienes la posibilidad, considera cambiar tus neumáticos por unos especiales para el invierno, que están diseñados específicamente para proporcionar una mejor tracción sobre la nieve y el hielo, o en su defecto puedes emplear cadenas en las ruedas.

Ajusta la presión de las Ruedas

Asegúrate que estén en buen estado, con un grabado profundo y sin desgastes. 

Ajusta la presión de las Ruedas

Asegúrate que estén en buen estado, con un grabado profundo y sin desgastes. Un buen truco es ajustar la presión de los neumáticos durante la temporada invernal, para que sea óptima, lo cual se logra colocándola a un nivel ligeramente inferior a la recomendada en condiciones normales, esto ayudará a aumentar la superficie de contacto de las ruedas con la carretera.

Un buen truco es ajustar la presión de los neumáticos durante la temporada invernal, para que sea óptima, lo cual se logra colocándola a un nivel ligeramente inferior a la recomendada en condiciones normales, esto ayudará a aumentar la superficie de contacto de las ruedas con la carretera.

Nivel del líquido Anticongelante

Asegúrate de que el anticongelante de tu coche esté en niveles óptimos y en caso que sea necesario rellenarlo al iniciar el invierno. El líquido anticongelante es indispensable durante esta temporada, debido a que ayuda a evitar que el refrigerante del motor se congele y que aparezcan partículas cristalizadas que terminen por dañar el motor. Si durante el invierno quieres mantener una temperatura cómoda, tu coche también necesita de este abrigo para que el motor no se congele. 

Mantén la visibilidad al 100%

Además del líquido anticongelante, verifica que el líquido de los limpiaparabrisas sea especial para bajas temperaturas. Tener una visión clara y despejada es clave para evitar sorpresas inesperadas en la carretera mientras conduces en la temporada invernal. Un hábito muy sano que puede practicar durante esta época es limpiar la nieve y el hielo de todas las ventanas, de los limpiaparabrisas, de los espejos y las luces del coche antes de arrancar. No querrás perder de vista a los demás conductores (o a ese ciervo travieso) en la carretera!

Qué el frio no agote la energía

Comprueba que la batería y el sistema de calefacción de tu coche funcione de forma óptima. Si la batería de tu coche está débil o con una carga muy baja, simplemente puede que no seas capaz de arrancar el coche ante el frio extremo propio del invierno. Viajar cómodo en esta temporada requiere que le des una buena revisada y estés seguro que todos los sistemas del coche como la calefacción están en perfecto estado. Además es muy recomendable tener el depósito de combustible lleno, lo que te dará una mayor autonomía en caso de que te quedes atascado en la nieve.

Kits de Emergencia para la nieve

Nunca sabes cuándo la nieve puede jugar sus travesuras. Así que preparar un kit de emergencia con mantas, linternas, alimentos no perecederos y por supuesto un raspador de hielo para el parabrisas. También es una muy buena idea tener una pala en el coche en caso de que te quedes atascado en medio de la nieve.

Conduce con precaución

Una vez que tu coche esté preparado para esta intensa temporada, es importante adaptar tus hábitos de  conducción para que puedas hacer frente de la mejor manera a las duras condiciones invernales. Cuando vas a  viajar sobre la nieve, toda la prisa y el afán se quedan en casa y en el coche entra la paciencia y la precaución.

Es muy importante que te relajes y te concentres en conducir tranquilo, ya que si encuentras nervioso, es más probable que cometas algún error. Sigue estas reglas de oro y tu experiencia será grata.

Ajusta la velocidad: Recuerda que la nieve reduce la fricción entre las ruedas y la carretera, por lo que es importante reducir la velocidad para poder controlar el coche, acelera y frena con suavidad.

Mantén una distancia segura: Aumenta la distancia de seguridad con los coches que te preceden en la vía, para que tengas un mayor margen de reacción y maniobrabilidad ante cualquier imprevisto.

Cuidado con los giros: Los giros y cambios bruscos de dirección en la nieve pueden ser muy peligrosos, es importante que tengas cuidado y precaución antes de girar, reduce la velocidad y gira suavemente.

Ten cuidado con los Cambios de Carril: en la nieve cambiar de carril también puede ser peligrosos, mira bien por los espejos retrovisores y comprueba que no hayan otros coches cerca.

Haz una conducción segura: deberás evitar al máximo frenar bruscamente o acelerar demasiado, estos comportamientos pueden provocar derrapes. En su lugar, frena suavemente y con anticipación, y emplea las marchas cortas, ya que te ayudarán a controlar mejor el coche sobre la nieve.

Si tienes un coche con tracción en las cuatro ruedas, puedes mejorar la maniobrabilidad del coche en la nieve, sin embargo, recuerda que esto no te hace inmune a posibles derrapes.

Consejos de Seguridad

Como siempre lo más importante es planificar tu ruta antes de salir, deberás revisar el funcionamiento del coche antes de cada viaje, ver las condiciones climáticas y los pronósticos del tiempo, conocen acerca del estado de las carreteras. Planifica tu ruta de viaje, sobretodo para trayectos largos y siempre ten un plan B en mente. Con la nieve, siempre es mejor estar preparado.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones de seguridad que debes tener en cuenta cuando conduces en la nieve, ya que esta información te puede ser muy útil en caso de algún incidente inesperado. 

Si empiezas a derrapar, lo más importante es mantener la calma, no frenes ni tires del volante, solo deja que el coche siga su curso y, cuando recupere la estabilidad, corrige la dirección.

Evita las zonas con mucha nieve o hielo si te resulta posible, pero en el caso contrario conduce con cuidado, de forma suave y lenta y sobre todo con extrema la precaución.

Cuando tengas que parar, hazlo despacio y suavemente, si tienes que aparcar, elige un lugar plano y despejado. Si te ves obligado a detenerte en la carretera, enciende las luces de emergencia y pon el triángulo de seguridad, en lo posible es preferible que salgas del coche y estés en un lugar seguro.

Si tienes que conducir en una carretera nevada o helada, es mejor evitar viajar solo. Pero si tienes que ir solo, avisa a alguien en tu destino y de la hora aproximada a la que llegarás.

Si te ves atrapado en medio de una tormenta de nieve, será mejor que busques un lugar seguro para parar y espera a que la tormenta amaine, de preferencia fuera del coche.

Peatones y Ciclistas a veces pueden ser difíciles de ver en la nieve, por ello es recomendable que tengas cuidado al pasar por zonas donde puedan estar presentes.

Mantener la comodidad y el calor

El frío dentro del coche no solo es incómodo, sino que puede muy peligroso, por lo que es importante mantenerte y mantener el interior del coche caliente durante el invierno. 

En este sentido la calefacción es tu mejor amiga cuando las temperaturas caen. Cierra las ventanillas para mantener el aire cálido en el habitáculo del coche. Viaja con ropa abrigada y llevar contigo mantas extras para aquellos pasajeros que son friolentos crónicos. 

Si haces un viaje largo, lleva un termo con una bebida caliente y algunos snacks para mantenerte bien hidratado y con tu  energía arriba. Recuerda…

¡No hay nada como un viaje cálido y acogedor! Conducir en condiciones invernales puede ser agotador, por lo que es importante tomar descansos frecuentes. Sal del coche y muévete un poco para estirar las piernas y despejarte.

Por supuesto, si no te sientes seguro conduciendo en la nieve, es mejor que evites hacerlo. Sin embargo, siguiendo estas recomendaciones, podrás conducir el coche sobre la nieve con toda seguridad y evitar accidentes. Pero si lo que quieres es volverte un experto en conducir puedes considerar el tomar una clase de manejo invernal, donde aprenderás trucos y técnicas para dominar las condiciones resbaladizas y conducirás con mayor confianza y seguridad sobre la nieve. Recuerda, la prevención es la mejor manera de evitar accidentes. 🚗❄️

Más artículos