Buscar

Cuidar tus pieles de cuero de la humedad y el moho

Con la temporada invernal vienen condiciones ambientales que resultan desafiantes, cuando de cuidar las tapicerías en cuero se trata, ya que en estos factores pueden afectar negativamente las pieles de cuero tanto en el interior del coche como en nuestros mobiliario. En esta época, usualmente la humedad y el frío son las agentes que más daños causan y que aceleran el desgaste de nuestras tapicerías en cuero, sobre todo cuando no tenemos el cuidado adecuado, no las protegemos y por el contrario la dejamos olvidadas.

A pesar del alto grado de durabilidad y resistencia que ofrece este noble material, como ya lo sabes el cuero puede deteriorarse rápidamente si lo descuidas. La humedad es una de las principales amenazas para las pieles de cuero, ya que puede provocar su decoloración, agrietamiento y la perdida de su belleza y suavidad natural, sino que incluso la aparición de moho lo que ya no solo afecta el estado de la tapicería, sino que puede provocarte serios problemas de salud.

Humedad, el Intruso furtivo

La humedad es un agente nocivo que se infiltra por cualquier rincón sin aviso previo, como un travieso silencioso. Si bien puede cuando las pieles de cuero están resecas puede ser un poco beneficioso, el exceso de humedad en el invierno se convierte en el enemigo número uno para tus tapicerías. Ya que la acumulación de humedad puede convertir el interior de tu coche o cualquier mueble en el paraíso secreto para la proliferación de hongos y la aparición de moho sobre la superficie del cuero. ¡Sí! Estamos hablando de esos intrusos verdes y peludos que pueden arruinar tu día, que destruyen tu tapicerías y te roban el bienestar en un abrir y cerrar de ojos.

Pero, ¿Por qué la humedad es tan dañina para el cuero? El cuero es un material poroso lo que le da su flexibilidad, pero también permite que absorba la humedad del aire. Cuando el cuero se humedecen por un tiempo prolongado empieza por perder su suavidad y su textura se vuelve pegajoso, pierde el brillo y su estilo característico. Si la humedad es excesiva, las fibras se hinchan y debido a cambios bruscos de temperatura luego se resecan y rajan incluso llegando a romperse provocando la aparición de grietas. Además las partículas latentes en la humedad pueden contener diferentes agentes que terminan ocasionando manchas o la decoloración. Y en condiciones de humedad extrema con la aparición del moho, el cuero puede incluso llegar a pudrirse por completo.

Aquí te ofreceremos algunas recomendaciones prácticas para que aprendas a conservar y cuidar las tapicerías de cuero de tu coche y tu mobiliario, las mantengas en óptimas condiciones durante el invierno, preservando su belleza durante los meses más fríos del año.

Limpia el cuero con frecuencia

Antes que llegue el invierno, es importante limpiar y acondicionar adecuadamente el cuero en el interior del coche, o de tu mobiliario, pero también es muy recomendable hacerlo con regularidad.

Ya sabes que te recomendamos usar un limpiador suave especial para el tipo de piel que tiene tu tapicería, elimina la suciedad y los residuos de polvo y grasa. Si no tienes un limpiador de cuero, puedes utilizar un paño húmedo con un poco de jabón suave. Evita usar productos químicos abrasivos con alcohol o acetona, ya que dañan el cuero.

Mantén el cuero bien humectado

Para evitar que el cuero se reseque por el frio invernal, luego de limpiar, aplica un acondicionador de cuero de alta calidad para mantenerlo hidratado suave al tacto y flexible, preparándolo para afrontar las condiciones adversas del invierno. No es necesario aplicar demasiado acondicionador sobre la piel de cuero, basta con que lo hagas una vez al mes, será suficiente para ayudar a proteger tus tapicerías en cuero de la humedad. Eso sí, asegúrate de elegir un producto acondicionador de cuero de buena calidad que sea adecuado para el tipo de cuero que tienes.

Protégelo contra la humedad

La humedad puede arruinar las pieles de cuero y puede provenir de diferentes fuentes, como la lluvia, la nieve o la propia condensación del aire, de tal modo que el aire frio puede terminar convirtiéndose en gotas de agua. En el caso de los coches, podrías utilizar fundas impermeables para los asientos de cuero que ayudan a proteger de la humedad. En caso que la tapicería del coche se moje, sécala con una toalla o un paño absorbente tan pronto como sea posible. Para proteger tus muebles de cuero, evita colocarlos cerca de ventanas o puertas que filtren humedad. Si tu mobiliario de cuero está expuesto al exterior, también es importante cubrirlo con una funda impermeable cuando no lo estés utilizando. También puedes emplear un deshumificador para mantener un ambiente seco, o ayudarte con un truco casero, como es usar bolsitas de gel de sílice colócalas estratégicamente para una defensa impenetrable.

Buena ventilación ayuda mucho

Recuerda que la humedad se suele acumular en lugares cerrados y con poca ventilación. Para evitar que esto ocurra, es importante airear muy bien y frecuentemente el interior del habitáculo de tu coche o las habitaciones de hogar. Cuando estás dentro tu coche, sencillamente bastará con que abras las ventanillas o el techo corredizo durante unos minutos cada día para permitir que el aire fresco circule libremente. Si tienes muebles de cuero en los espacios de tu hogar, simplemente abre las ventanas de vez en cuando para que entre aire fresco en ellos. 

Evita la cercanía a fuentes de calor

Si bien el cuero puede resistir al frío, debes tener cuidado con su exposición directa a las fuentes de calor directas ya que esto puede hacer que el cuero se reseque y cuartee. Evita exponer el cuero directamente a la calefacción, cuando vayas a encender la calefacción dentro del coche puedes colocar una manta o una toalla entre el cuero y la calefacción para protegerlo de la exposición directa al calor. Evita colocar tus muebles de cuero cerca de radiadores o estufas y evita usar calentadores de asientos en los coches a una temperatura demasiado alta.

Ojo con alimentos y otros productos

Los alimentos y bebidas pueden manchar el cuero y provocar que se deforme, debes cuidar que estos no entren en contacto con la superficie de las piles de cuero en el interior del coche o en tu mobiliario. Recuerda que mantener una adecuada higiene en tu coche es crucial para evitar la proliferación de micro-organismos y moho en tu tapicería. Del mismo modo debes evitar productos químicos, como perfumes, productos cosméticos o para el cuidado del cabello que pueden dañar la tapicería en cuero. 

Protección contra la sal de carretera

En el caso de la tapicería del coche, durante el invierno, las carreteras se tratan con sal para derretir el hielo y la nieve. Sin embargo, este tipo de sal resulta ser perjudicial para las pieles de cuero principalmente en los asiento y puertas del coche, ya que puede ocasionar que la piel se rasgue. En el caso de los coches, limpia regularmente el cuero con un paño húmedo para eliminar la sal acumulada. Además, considera aplicar un protector de cuero específico que cree una barrera contra la sal y la humedad.

Un almacenamiento adecuado

Si planeas dejar tu coche estacionado durante largos períodos de tiempo, busca un garaje cubierto o utiliza una cubierta de protección especial para el invierno para evitar que la tapicería de cuero de tu coche esté expuesta a las inclemencias del clima. En el caso de los muebles tapizados en cuero,  guárdalos en un lugar limpio y seco y bien ventilado, cubre los muebles con fundas que permitan la transpiración para mantenerlos aireados y evitar la acumulación de polvo. En lo posible, evita al máximo almacenarlos en áreas con fluctuaciones extremas de temperatura y humedad. 

Cuida la piel de rayos ultravioleta

Además de las recomendaciones anteriores, también es aconsejable que protejas las tapicerías en cuero de los efectos nocivos de los rayos UV que durante el invierno suelen ser muy potentes, ya que pueden provocar la decoloración de las pieles. Para esto puedes usar un protector solar especializado para el tipo de cuero que tienes. 

Pelea contra el odioso moho

Siguiendo estas recomendaciones lograrás prevenir que el frio y la humedad en la temporada invernal causen sus estragos y termine por aparece el verde y fastidioso moho sobre la tapicería. Pero, ¿Qué hacer si finalmente aparece este odioso adversario sobre las pieles de cuero?… Bueno, si notas que la tapicería del interior de tu coche o algún de tus muebles tiene pequeñas manchas de moho, es importante actuar rápidamente para evitar que se propague, sigue estas instrucciones, en tal caso:

Limpia toda el área del tapicería afectada con un paño limpio y seco lo antes posible.

Aplica un producto fungicida especial para cuero y sigue las instrucciones del fabricante.

Deja secar toda el área de la piel de cuero afectada en un ambiente seco y aireado.

Si el moho está muy extendido, es posible que tengas que llevar la tapicería en cuero del interior de tu coche o de tus muebles a un profesional para que lo limpie, o que determine si es necesario hacerle alguna restauración o incluso sea necesario reemplazar por completo la piel.

Como hasta ahora te hemos dicho realiza un mantenimiento regular de la tapicería en cuero durante el invierno es la clave para evitar que la piel se daños. Pero si el cuero de la tapicería en el interior de tu coche o tus muebles se han dañado a causa de la humedad, debes llevarlo a un taller especializado para que lo restauren lo antes posible, ya que en estos casos se trata de una pelea contra el tiempo. En Leathertech World, somos expertos en la restauración artesanal y reparación de tapicerías con pieles de cuero en el interior de coches y en el mobiliario del hogar y de espacios comerciales. Te ofrecemos un servicio completo de restauración de cuero, incluyendo limpieza, hidratación, reparación y protección.

La presencia de humedad y moho en las pieles de cuero no solo arruina tus queridas tapicerías, sino que también puede afectar la calidad del aire para ti y para quienes están expuestos. La inhalación de esporas de moho puede causar serios problemas de salud como infecciones respiratorias, especialmente si eres propenso a sufrir de alergias. Procura siempre mantener en el interior del habitáculo del coche y en tu entorno un ambiente con el aire fresco y saludable. 

La presencia de humedad y moho en las pieles de cuero no solo arruina tus queridas tapicerías, sino que también puede afectar la calidad del aire para ti y para quienes están expuestos. La inhalación de esporas de moho puede causar serios problemas de salud como infecciones respiratorias, especialmente si eres propenso a sufrir de alergias. Procura siempre mantener en el interior del habitáculo del coche y en tu entorno un ambiente con el aire fresco y saludable. 

Proteger el cuero durante el invierno es crucial para mantener su belleza y durabilidad a largo plazo. Sigue nuestros consejos prácticos para cuidar tanto la tapicería del interior de tu coche como tu mobiliario. Ya verás que con estas recomendaciones que te damos desde Leathertech World, podrás disfrutar de tus pieles de cuero en óptimas condiciones durante toda la temporada de invierno y mucho más allá. Como siempre te lo decimos, el cuidado preventivo y constante es la clave para preservar la belleza y prolongar la vida útil del cuero durante todas las estaciones del año. ¡Prepárate para enfrentar el invierno con estilo y mantén tus tapicerías tan frescas como una brisa invernal! 🚗❄️

Más artículos